¡Saludos! Somos Victor y Oana y nuestra historia es casi la misma que la de los otros 'kombucheros'. Empezamos a hacer Kombucha para nosotros porque nos ha gustado y nos hemos sentido muy bien tomándola cada día.

Siempre hemos invitado a los amigos a una Kombucha en nuestra casa o la hemos llevado para compartir en las reuniones con ellos fuera de ella. Les gusto tanto que al visitarnos ya no querían que les ofreciéramos café, té, u otras bebidas. Siempre nos pedían Kombucha porque aparte de su sabor delicioso la sentían muy saludable.

Hemos intentado varias veces regalar SCOBY’s para que ellos produzcan la Kombucha en sus casas, pero al final todos dijeron que prefieren comprarla ya preparada porque les resultaba difícil encargarse de cuidar la kombucha, cambiarle el té, etc… todo el proceso. Por lo contrario, nosotros siempre lo hemos hecho con mucha dedicación y cariño.

Así nació la idea de hacer kombucha también para vender, para que más gente pueda disfrutar de su sabor muy delicioso y más que todo por sus muchos beneficios para la salud.

Nuestros primeros clientes fueron los amigos cercanos y algunos nutricionistas, pero consideramos que es bueno que más personas tengan acceso a una bebida diferente, natural por excelencia y además sumamente saludable.

Así que los invitamos a probar la Kombucha Oriental que respeta la receta original y siempre con las mejores sabores naturales. ¡Que viva la Kombucha!